Sentimientos encontrados

2268213162_280558758f_b¿Qué cosas o momentos en la vida nos pueden garantizar un momento feliz? ¿Y existen verdaderos motivos para que nosotros nos sumerjamos en la tristeza?

En lo personal, creo que la felicidad es como la belleza: algo pasajero y distinto para cada personas. Algunos solemos nacer con la estrella bendita de caer siempre bien a los demás y ser atractivos de alguna manera u otra. Otros nacemos con la bendita estrella de no caer siempre bien a los demás y ser tan atractivos como una chaqueta de cuero en pleno verano.

Otra cosa, es que lo que me puede hacerme sentir feliz a muchos de ustedes no les parecerá causa para estar feliz. Y lo que a mi me parece algo bonito, quizá, varios de ustedes no compartirían mi concepto de belleza.

Hoy, no sé si me siento feliz o triste. No sé ni lo que quiero y lo que no quiero. Estoy con sentimientos encontrados.

No sé como sucedió, y por más que me esforcé para que no se diera, pero me enamoré muevamente.Y me enamoré de alguien inalcanzable y maravilloso, pero yo para el no pinto nada.

Genius! Se metió en mi sin pedir permiso y lo peor es que permití que eso sucediera. Generalmente yo no me suelo arrepentir de nada que yo haya decidido -independiente de que me vaya bien o mal- o de algún sentimiento que haya sentido.

La razón de este desencuentro sentimental interno, que crea emociones inexplicables y que ya he vivido en anteriores oportunidades, es que me he dado cuenta que Genius me ha mentido (sinceramente no encuentro una posible razón por la que el haya decidido ocultarme una verdad).

Estoy decepcionado de el, estoy enojado con el, estoy resentido con el; y, a su vez, estoy que me derrito por el, estoy loquito por el -y es que me gusta tanto-.

Decepcionado porque he descubierto que me ha mentido y sin razón. Resentido porque esa actitud adoptada por el me ha lastimado -así no haya sido esa su intención, estoy seguro que Genius no ha querido eso-. Y molesto porque no soporto que traten de verme la cara de tonto; aunque tenga la cara de idiota o en muchas ocasiones haya aparentado serlo, no ejustifica que las personas me consideren falto de neuronas… ¡eso me enfada muchísimo!

Yo jamás he obligado a las personas a que hagan cosas por mi, estoy acostumbrado a que nadie haga algo por mi, mejor dicho casi nunca nadie ha hecho algo por mi -sólo mis padres y hermanos y también Joseph-. Por tal razón, alguna vez, para cuando Genius me dijo que cuando vendría para Perú se tomaría el tiempo para venir hasta el norte tan sólo para verme le pregunté si estaba hablando en serio -la verdad que me costaba mucho el creermelo pero al provenir de la persona de Genius me hacía mucha ilusión el tener la oportunidad de saber como es el persona, el sentirlo, el verlo y si es posible percibir su aroma-.

Algo dentro de mi me decia que el estaba en Perú. Mi análisis a las palabras, a la actitud, al comportamiento de este para conmigo me hicieron deducir que el estaba aqui. Ahora último lo pude confirmar al ver una fotografía puesta por el mismo en su display del mensajero del Hotmail en donde aparece en unas ruinas hechas por piedras que sólo he visto al sur.

No me incomoda o, mejor dicho, no me duele el hecho de que el no haya querido verme -pues una persona no cruza el charco tan sólo para estar metido en alguna casa u hotel- Yo mismo le escribí un mensaje en el que le digo que no me busque a menos que nazca de el mismo el interés de buscarme, mas no por el hecho de haber sido una de las pocas personas a quien le ha prometido ver en persona.

pisacSoy sincero en confesar que en estos días no tengo ilusión o muchas ganas de charlar con el… hace unos días -y fue para cuando el puso la foto en donde aparece en esas construcciones incas- le escribí una interrogante en dónde le escribí si eso era la India -lugar donde me ha dicho que ha estado-.

Bueno, me despido ya porque debo tomar el bus de la madrugada que sale para Piura… debo descansar para solucionar algunos problemas que tengo con la secretaría de mi facultad.

3005285233_dba3f7f253

Anuncios

Jornada

clockEl lunes 9 empezaron mis clases en la Universidad, supuestamente yo debí quedarme toda la semana en Piura para asistir a mis clases. Un día 9 de hace algunos meses atrás empecé a estar solo conmigo mismo. La semana anterior al 9 la pasé muy mal realmente.

El día lunes viajé para Piura de nadrugada -tomé el bus de las 5 horas-. Fui llegando minutos antes de las 7, pedí un taxi que me llevaría a casa y luego para la Universidad.

Al salir de clases, no tenía muchas ganas de ir a mi habitación y empezar a tener ataques repentinos de memoria o de pensamiento. Así que me dirigí para la agencia de buses que llevan a la ciudad de Chiclayo. Llegué, compré el boleto y partí para aquella ciudad.

Mi intención era celebrar un aniversario más de haberme reencontrado con mi amiga “la Sole”.  Un mes más de andar cabalgando el viento con mi melancolia.

Reencuentro

Ha sido casi una semana que no he entrado al blog por estar abandonado a la meditación y análisis de algunos acontecimientos y sentimientos que estoy viviendo hoy por hoy. Por eso no crean que la gripe me ha durado tantos días -apenas tuve dos madrugadas de trágico malestar que en otro momento les comentaré-.

Hace ya varias semanas que me he percatado que estoy viviendo en ausencia de mi intelecto -exactamente desde que falleció mi abuela- No puedo concentrarme en nada y menos puedo desarrollar una conversación agradable con cualquier conocido o “amigo”… estoy viviendo una época de oscurentismo intelectual en mi vida.

Época oscura porque no puedo centrar mis ideas y menos podía elaborar siquiera un párrafo que sea entendible.

Hoy me ha parecido que mi pródiga inteligencia ha coqueteado un tantito conmigo y es por eso que me atrevo a escribir hoy,,, Hoy que me reencuentro con ustedes lectores mios.

Yo en otras personas

opinion-pollHace unos minutos le he solicitado a tres personas distintas que hicieran una descripción sobre mi persona-mi personalidad, mi físico, mi manera de ser y de pensar-. Estas tres personas son: dos “amigos” (uno me conoce en persona y el otro por internet) y un chico que es compañero de universidad (que no es mi amigo, sino un simple conocido).

  • “Mira tu eres un chico tímido e introvertido. Todo para ti gira en tu interior. No demuestras tu alegría, tu arte “chonguera” (término peruanísmo que hace referencia al vacilón) ante los demás. Eres amiguero, te gusta conservarlos pero no los valoras. A parte demuestras siempre ser el perfecto. Algo muy malo de ti es que te burlas de los errores de algunas personas. Además tienes buena estatura, como la quisieran tener muchos; aunque muy flaco para mi gusto jajaja. Algo más, siempre guardas muy buenos secretos. Te gusta vivir la vida, pero eres aburrido. Y, para terminar, si algo no te cae… no te caerá jamás”.
  • Este amigo no me conoce personalmente, pero se atrevió a decir lo siguiente: “Joven atractivo, alto, que cuida su mente. Eres inteligente, sagaz y astuto, que no le gustan las aventuras.
  • Y, por último, no menos importante: “Tu manera de pensar es muy rápida. Creo que eres una persona que sabe lo que quiere, pero me pareces clasista. Tu virtud más sobresaliente es que eres tolerante… la lectura te da seguridad y por eso crees dominar a todos -Te he dicho algo positivo y algo negativo.

Seguiré averiguando lo que piensan de mi mis “amigos” hoy… con el tiempo volveré a preguntarselo -bueno, si es que aun seguiremos siendo amigos.

Tres días

Tres días han sido suficientes para poderte ver mejor, dijo un ciego; tres días han sido suficientes para poder oirte mejor, dijo un sordo; tres días han sido suficientes para sentirte más cerca de mí, eso lo digo yo.

Tres días, tiempo suficiente para saber lo que quiero; y te quiero a ti, solamente a ti.

Tú que siempre estuviste presente en mis peores días, tu que aguantaste cada desprecio por parte mía, tú que me hiciste ver la realidad tal y como es, tú que reventaste la burbuja de la cual yo no podía escapar, tú que sacaste la venda que llevaba puesta sobre mis ojos, tú que me hiciste olvidar el pasado, tú que curaste la herida de la que era presa mi inexperto corazón, tú que nunca te alejarás, tú que siempre me llevas presente en tus pensamientos, tú que probaste que después de la tormenta siempre sale el sol… y ese sol eres tú.

solcito

Tú que me das vida con los rayos que centelleas y que, poco a poco, van calentando este corazón que algunas vez estuvo totalmente congelado; tú que empiezas a iluminar el camino que he escogido seguir, que a la distancia haces sentir ese calorcito de cariño que tanto me hace falta; tú que alejas cada tiniebla existente, pues cuando te veo siento que irradias un sentimiento sincero que ilumina la oscuridad en la que me encontraba.

Recuerdo cuando te conocí en Macchu Picchu, hace ya varios años atrás; habías ido con algunos primos y tu hermano mayor. Pasaste por mi lado sin saber que al igual que tu estaba tan perdido. Un “lo siento” fue lo primero que me dijiste después de haberte tropezado conmigo. Luego de ello tomamos caminos distintos hasta que nos volvimos a encontrar en el hotel. ¿Casualidad? quien sabe, te digo que me dio mucha alegría el volverte a ver pero, sobretodo, saber que tu estabas alli hospedado y que tenía la oportunidad de conocerte mejor.

tg012

Y vaya sí que valió la pena. Desde aquel día hasta hoy ya han pasado siete años, tiempo en que te he conocido y me has conocido con detenimiento, también, tiempo que perdí por estar interesado en otra persona y no ver que tenía al lado a una bella personita, esa persona eres tú.

Hoy siento mucho más que un cariño por ti, y pienso en ti como uno de los seres más lindos de la creación; hoy me siento capaz de decirte que eres lo mejor que me ha pasado en lo que va de mi vida. Desde hoy quiero hacerte feliz en todos los momentos que pasemos juntos; quiero demostrarte que si, estoy decidido a pasar todos los días de mi vida a tu lado. Quiero dedicarme por completo a ti; quiero que estés seguro que el pasado, pasado es; y que desde hoy me dedicaré a tiempo completo a hacerte feliz.

No dudes que hoy más que nunca te quiero mucho; quiero que hoy todos se enteren que estoy más feliz que nunca, que soy una nueva persona, que por fín encontré la brújula que me hacía falta para retomar el rumbo correcto, esa eres tú.

1297129800_812d1900ef

En una oportunidad me dijiste: “la despedida es un punto final que se pone a cada etapa vivida y el punto que da inicio al comienzo de algo nuevo, es dejar a la persona que uno aprecia y que no desea retener por el bien de esta…” Gracias por darme la oportunidad de despedirme de mis recuerdos, de dejar atrás todo lo que ya pasó.