Ciudad de Panamá: Parques, avenidas y mar

PRIMER DÍA:

Tomamos cada quien una cámara para fotografiar. Por mi parte no había llevado una porque la que solía usar era de uso familiar y está dañada de la “tapita” que asegura las baterías  bueno, la cosa es que mis compañeros habían llevado una extra para prestármela. Por la parte de Joseph, tomó su mochila, en donde llevaba las gorras, la guía del país, una botella con agua y la cámara de video, aparte de la de fotos.  Y Mr. Boss, pues que simplemente salió, claro, con su cámara ‘pegada’ a la correa.

Que Mr. Boss es un tanto presuroso, sin embargo tiene un aire de ser calmado. Y si, siempre anda con prisas para algunas cosas (como el desayunar, el conducir, el despertarse temprano, entre otras cosas); pero cuenta con mucha calma para otras, como para cuando es momento de tomar una fotografía (y es que es algo detallista al momento de cuadrar una imagen) o para cuando explica algo (el cómo ‘funciona’ un programa de edición de imágenes o cómo mejorar el estilo para hacer fotos). Yo diría que es único en su especie, pues que me tuvo mucha paciencia para cuando le hacía yo fotos de muy mal gusto (aunque no haya tenido yo mala intención al hacerlas) o para cuando no ‘avanzaba’ con la comida. Ah y un tanto despistado también lo es, tan o más que yo que siempre ando perdiendo objetos.

Joseph era de los tres el más cauteloso. Que si Mr. Boss necesitaba algo ya lo tenía Joseph para dárselo. Que si  tenía yo sed, pues ya me convidaba del agua que llevaba. Un punto a su favor, que todo ello lo sacaba de su mochila… de aquel bolso que no quería soltar (aunque le empezara a doler el hombro) y que casi casi era una tienda a cuestas.

Salimos del hotel en dirección a la avenida Balboa, una vía que bordea un tramo de la costa de la ciudad capital del Panamá. El calor se hacía insoportable pero las ganas de recorrer el lugar y conocerlo nos hacía caminar sin desmayo. Anduvimos dos, o quizá tres, cuadras y ya podía yo percibir el olor a brisa marina (aunque Mr. Boss dijera que no era el característico olor a playa). Carros veloces iban de izquierda a derecha y viceversa en cuatro vías de asfalto. Subimos por el puente peatonal más cercano, una escalera de tipo caracolesco nos llevó a la cima, y ahí a pleno sol nos detuvimos a observar parte de la ciudad. Una foto por aquí, otra por allá, comentarios iban y venían y seguimos la marcha.

Pasamos  sin mayor demora al otro lado. Para el lado del mar. Un mar de aguas turbias que bordeaba una orilla de piedras y concreto. Un mar que a cierta distancia mostraba con timidez su belleza color azul cielo. Fue así que pasamos por admirables piletas, un parque recreacional (con plataforma para fútbol incluída), el club de yates de Ciudad de Panamá… y decimos volver para el lado de las edificaciones. 

Anuncios

Yo en otras personas

opinion-pollHace unos minutos le he solicitado a tres personas distintas que hicieran una descripción sobre mi persona-mi personalidad, mi físico, mi manera de ser y de pensar-. Estas tres personas son: dos “amigos” (uno me conoce en persona y el otro por internet) y un chico que es compañero de universidad (que no es mi amigo, sino un simple conocido).

  • “Mira tu eres un chico tímido e introvertido. Todo para ti gira en tu interior. No demuestras tu alegría, tu arte “chonguera” (término peruanísmo que hace referencia al vacilón) ante los demás. Eres amiguero, te gusta conservarlos pero no los valoras. A parte demuestras siempre ser el perfecto. Algo muy malo de ti es que te burlas de los errores de algunas personas. Además tienes buena estatura, como la quisieran tener muchos; aunque muy flaco para mi gusto jajaja. Algo más, siempre guardas muy buenos secretos. Te gusta vivir la vida, pero eres aburrido. Y, para terminar, si algo no te cae… no te caerá jamás”.
  • Este amigo no me conoce personalmente, pero se atrevió a decir lo siguiente: “Joven atractivo, alto, que cuida su mente. Eres inteligente, sagaz y astuto, que no le gustan las aventuras.
  • Y, por último, no menos importante: “Tu manera de pensar es muy rápida. Creo que eres una persona que sabe lo que quiere, pero me pareces clasista. Tu virtud más sobresaliente es que eres tolerante… la lectura te da seguridad y por eso crees dominar a todos -Te he dicho algo positivo y algo negativo.

Seguiré averiguando lo que piensan de mi mis “amigos” hoy… con el tiempo volveré a preguntarselo -bueno, si es que aun seguiremos siendo amigos.

Es parte de crecer

Hace dos días se festejó la bajada de los  reyes magos, y aunque en Perú no celebremos ese día y pase casi desapercibido si no fuese porque todos los días séis del mes de enero se deben desmontar todos los adornos que hacen alusión a la Navidad en cada casa peruana.

Un amigo de la península ibérica me preguntó si ya habia hecho mis pedidos a estos personajes enigmáticos (de los que no estoy seguro si existieron o no).  Pero aun así, yendo en contra de mis creencias, les hice no uno sino un montón de pedidos a los reyes mágicos que de alguna u otra manera hacen aparecer en muchas ocasiones los regalos que les escriben los niños en cartas con mucha ilusión. Bueno, mi ilusión no es definitivamente como la de un niño, pero si tengo fe que me cumplan los deseos escondidos muy dentro de mi y que se los di a conocer.

Dicen que es de muy mala suerte decir lo que se pide, es por eso que sólo les puedo decir que no deseé para mí, sino para las personas que quiero.

losreyesmagos-nataliaromero-decastellonCreo que cada vez me hago más viejo, no me refiero a lo físico, ya que ese tema siempre me ha tenido sin cuidado; y cómo estoy seguro que el cuerpo tarde o temprano mi cuerpo se pudrirá en un cajón o volverá a ser ceniza si es que es incinerado, es que no me preocupo en hacer ejercicio alguno para mantener o lograr siquiera un cuerpo atlético (y es que toda mi vida he sido tan delgado que hay veces que olvido tener cuerpo de humano y me considero un alfiler, o como me decían mis ex compañeros de trabajo de un cine local: una flecha -cualquier cosa, menos un humano-). Pero, bueno, me refiero a que cada vez me hago más viejo mentalmente, cada vez me es más dificil poder pensar superficialmente y no darle tantas vueltas a un tema (que para algunos puede no ser tan importante, pero para mi puede estarse jugando hasta mi vida propia).

Soy sincero y creo que ya no tengo una ilusión de vida, y no es porque yo esté solo, en otras palabras sin un amor. Quizá esa ilusión se esfumó, o mejor dicho, se salió de mi en las lágrimas que se han escapado de mi. Es por eso que yo no pienso tanto en mi, sino en los demás, como mis hermanos o mis padres -y ahora mis sobrinitos; de los amigos me acuerdo muy poco o casi nunca, sólo con Joseph me está pasando algo distinto (siendo el mi único amigo) y, también, está Ale Am (que por cierto ayer me dejó un mensaje mientras yo no he estado sin conexión; en esos mensajes me dice que aun está en Guatemala disfrutando de sus vacaciones. Me alegro por el porque al igual que yo disfruta de estar en familia, aunque lo que diferencia ambas situaciones, es que a el le dan la atención y a mi, bueno, a mi sólo me saludan y más nada). Ale Am también es un buen amigo, pero el no soporta que yo le llegue triste a una sesión de charla con el; en cambio, Joseph si, el me ha soportado mucho y espero me siga soportando porque el es mi guía. Es mi pata, como decimos a los mejores amigos en Perú.

Upss! qué costumbre la mia de acabar hablando de los demás. Pero me pregunto ¿qué sería de mi sin ellos?… el tenerles es el mejor regalo que he podido recibir hace más de un año… incluyendo a Genius.