… tengo una deuda contigo…

A mediados de este mes recibí una postal de Genius, la cual me agradó mucho recibirla -aunque no haya sido yo el que la recibiera por estar ausente de casa por los estudios- leer cada palabra me emocionaba tanto que podía llegar a imaginar a el mismo justo en el momento en que la estaba escribiendo, todo iba bien hasta que llegué a esa frase que me trajo al suelo sin compasión alguna -estoy seguro que no tuvo mala intención al momento que la impregno-.

Lo que pude alcanzar a ver, producto de mi imaginación y emoción, es a Genius sentado en un sofá con la postal sobre un cuaderno y este sobre sus piernas cruzadas -lo mas probable no haya ocurrido así-.

Es verdad que llevamos mucho tiempo que no charlamos, es más he llegado a pensar que el ya ha encontrado a alguien que le ocupe mucho de su tiempo y hasta sean pareja o que se yo. Pero, también es verdad que le echo de menos, extraño su presencia y que de alguna manera podía saber que se encontraba bien.

Hoy en día me he enterado que está por Mallorca veraneando y pasándola de lo mejor… y me da mucho gusto por el. Pero es inevitable sentirme algo nostálgico porque nuestra “amistad” se ha enfriado -muy en contra mio- pero debo asimilar la idea de que no tenpia oportunidad alguna para con el.

La distancia? puede que si… el tiempo? sea lo más seguro, pues no nos conocíamos mucho, y considero que no era necesario tanto…

“… espero que nos encontremos pronto porque es una deuda que tengo contigo…” a mi parecer suena mal, porque considero que no me gusta que las personas hagan algo por mi porque consideren están en deuda conmigo… me agrada que las cosas que hagan por mi lo hagan porque lo sienten asi, porque les nace del corazón y no por compromiso. Si, eso es lo que me da a entender sin querer Genius… que espera que nos veamos porque está en compromiso para conmigo.

Ya antes de que viniera a Perú le dije que me buscara sólo si nacía de el el querer verme, y no me llamo siquiera… y si llegas a leer este post, te lo repito… no me busques tan sólo porque consideras nuestro encuentro es un compromiso o una deuda pendiente.

Te he llegado a querer inexplicablemente, pero por tal razón soy capaz de renunciar a esta “amistad” porque es ese cariño que me hace dar un paso al costado en tu vida para que no pierdas tu tiempo en alguien tan tonto como soy yo…

img003Esta es la postal que me envio.. lugares que espero algun día recorrer aunque sea en soledad

Anuncios

Jornada

clockEl lunes 9 empezaron mis clases en la Universidad, supuestamente yo debí quedarme toda la semana en Piura para asistir a mis clases. Un día 9 de hace algunos meses atrás empecé a estar solo conmigo mismo. La semana anterior al 9 la pasé muy mal realmente.

El día lunes viajé para Piura de nadrugada -tomé el bus de las 5 horas-. Fui llegando minutos antes de las 7, pedí un taxi que me llevaría a casa y luego para la Universidad.

Al salir de clases, no tenía muchas ganas de ir a mi habitación y empezar a tener ataques repentinos de memoria o de pensamiento. Así que me dirigí para la agencia de buses que llevan a la ciudad de Chiclayo. Llegué, compré el boleto y partí para aquella ciudad.

Mi intención era celebrar un aniversario más de haberme reencontrado con mi amiga “la Sole”.  Un mes más de andar cabalgando el viento con mi melancolia.

Explicaciones

el_alma2Después de haber tenido ese reencuentro inesperado con mi abuela, me levanté de mi cama y me dirigí a la sala, buscaba el sofá que me alberga cada vez que estoy en un momento “transcendental”.

El mueble estaba ocupado, pues allí se encontraba mi mamá leyendo una revista. Me mira y me pregunta: ¿César con quien has soñado? A lo que respondo con otra interrogante: ¿por qué. tengo la misma cara de siempre?; Hijo te conosco y sé que te pasa algo… así que no insistire, si quieres me lo cuentas o no -esto me sorprendió, pero bueno, es que ella jamás dejará de lado su lado arrogante-.

La verdad que ya estoy “acostumbrado” a como es ella, es más a veces suelo ser como ella. Pero, bueno, hoy no trataré sobre ese tema. Dejé de lado su arrogancia y mi orgullo y decido contarle lo acontecido dentro de mi sueño -parece que mi narración estuvo más entretenido que su revista, pues al rato la pobrecilla acabó arrugada y en manos de mi sobrinito que anda dando sus primeros pasos por toda el apartamento-.

Para cuando acabé de contarle ella me dijo que me dejara ya de tanto pensar y que dejara descansar a mi abuela en paz, que si volviese a revivir se vuelve a morir de verme como ando en estos días. Quizá tengas razón -le dije. Sé cuánto la quieres, pero entiende que ella ya no se encuentra aqui, ya no pertenece a este mundo y si te quieres morir, muérete lejos de aqui. Me reí sin ganas, pero no deja de tener razón, mi abuela siempre me decía que nadie se merece realmente nuestro “sufrir”, ni siquiera yo Augusto.

En momentos de soledad interna. como el que estoy atravezando actualmente, anhelo ser alguien “normal”. Ser como los otros muchachos que pareciera no importarles lo que les sucede. Me gustaría ser práctico y echar esta sensibilidad por la ventana o por el inodoro. Pero, también, deseo dejar este mundo, puesto que yo no le hago falta a nadie.

A muchos de ustedes les parecerá una pena  o ridiculez que un muchacho de veintitantos años, que supuestamente se encuentra en toda la plenitud de la juventud, se exprese de tal manera. Pero ¿alguno de ustedes me puede asegurar que la vida es justa? o ¿qué hace viviendo aun un chico que vive inmerso en la melancolía?. Considero que yo no nací para este mundo, y como no puedo cambiarlo -ni deseo hacerlo- pues quedaré ante ustedes como un cobarde más, pues, como dicen los mexicanos, me vale gorro lo que piensen de mi.

Que manía la mía de empezar tratando un tema y acabo en otro, y ese otro soy yo -como diría Joseph: “este chaval parece que no tuvo abuela”. Pero yo si tuve y no es por nada pero la mejor!.

Volviendo a la charla que mantuve con mi mami. Mi madre afirma que tal vez el motivo por el que soñé con mi abuela es que ella se metió en mi soñar para despedirse, ya que mientras agonizaba no lo pudo hacer por el transe del desprendimiento del alma y la materia. Pero yo creo que ella se apareció en mi sueño porque está enojada, pues el dia domingo (Marzo, 1) fui a su tumba por primera vez.

S.O.S

No sé por qué diablos estoy melácolico en este momento, no sé siquiera el porqué me he atrevido ha escribir nuevamente mis penas, no sé por qué a menudo recibo portazos en mis narices,… ¡no sé nada de nada!

Hoy 11 ha sido un día donde me ha tocado ser, una vez más, naúfrago de mis sentimientos…