La nostalgia de ayer

De un tiempo a este, escribo los post´s más tristes de mi vida. Les aseguro que no son los primeros y lo más probable es que no sean los últimos -porque: por más que yo intente y desee quedarme en casa -sitio en el que me siento mucho más seguro que cualquier otro sitio- para no ser presa de la desilusión, de lo pesado y todo lo que conlleva el vivir; es imposible el alejarme del todo de una realidad que está en un constante cambio, y de engaños, por culpa del practicismo y la “filosofía de lo descartable”.

Nunca pasó por mi mente el perder tantas ilusiones en mi vida, no sé si es más grande mi dolor que el de cualquier otra persona (por eso es que sólo escribo de mi sentir). No sé si fuí yo, pero igual pasó y en cuestión de segundos veía caer ilusión por ilusión. Probablemente todo se debe a que me siento solo internamente; me siento solo si, sin ilusión de vida lo más probable, pero con muchas ganas de ayudar a las personas y hacer siquiera que éstas sean felices -no importa si para ello debo renunciar a esa persona-.

Ocurrió con Mauro, cuando creía estar enamorado de el. La historia se repitió cuando se acabó mi relación con Ed -con la única diferencia de que con Ed pude “abrir” mi sentimiento y por vez primera me di cuenta que podía volar al lado de alguien que me entregara el mismo amor que yo le entregaba-. Estoy segurísimo que ya no extraño a Ed y, aunque no seamos amigos ni mantengamos comunicación ya, espero que se encuentre tan bien como le vi la última vez que estuvimos charlando.

No es fácil el reacosumbrarse a uno mismo. En mis ratos de pensar trato de encontrar la respuesta a mis miles de interrrogantes, y siempre llego a la misma conclusión: hay preguntas que no tienen respuestas.

No me considero loco, pero si en muchas ocasiones he sentido que no pertenezco a este mundo; quizá mi lugar esté en el de los perdedores o en el de los “raros”. Digo esto porque nunca han faltado las personas que me lo han dicho: “sabes eres raro”, “me das asco y quedarás solo como un perro”, “estas desperdiciando tu juventud…” -son las frases que recuerdo en este momento-.

En mi escrito anterior afirmo que me identifico con los pececillos de mi acuario (por el silencio expresivo que se puede dar). Sí, me quedo callado, pero no por cobardía; todo lo contrario por lo “valiente” que puedo llegar a ser cuando me doy cuenta que estoy “de mas” en una realidad que no es la mia, o cuando noto que no suelo ser interesante para alguien, o por el simple hecho de no querer fastidiar a nadie.

Me quedé callado y preferí no responder al último mensaje de Mauro, pues creía que así pondría fin al circulo vicioso que se había formado dentro de mi. Me quedé callado cuando Ed me decía que vendría por mi, pues yo creí que eso no se llevaría a cabo. Me quedé mudo con mi “nueva amistad” con Pedro, creí que despertaría celos en su pareja -y no me equivoqué- y ahora mi “amistad” con el sigue en el congelador de la memoria. Me estoy quedando callado con Genius, porque creo que con el no hay posibilidad alguna de llegar a algo y tal vez ni lleguemos a estar frente a frente. Me estoy callando con mi moribunda amistad con Joseph, porque creo que no sirve de nada que yo le cuente mis cosas sabiendo que para el la relación amical no es la misma y es necesario poner “control”.

Como les dije no me quedo callado por cobardia sino porque trato de ser prudente y lo más maduro que yo pueda actuar. Aunque para muchos individuos el ser asi no les agrade o les agrade poco. A veces pienso si los gustos también se han globalizado o si a las personas le gusta lo liberal y que han olvidado los sentimientos (muchas veces se vive por meros impulsos). Hay muchas cosas que se pueden globalizar, no estoy en contra de tal fenómeno… con tal de no “globalizarme” yo, y pasar de mano en mano y que mi cuerpo sea conocido por muchos… la verdad esa idea me asusta.

Todo esta melancolía quizá se aparte de mi, no lo sé… pero en este instante quiero dejar de escribir y apagar la portátil y echarme en el mueble de mis temores y anhelos… aquel mueble color marrón que tanto me ha acogido y hasta el momento lo seguirá haciendo.

Anuncios

Bosquejo

imageHoy no es un buen día para mi.

Ayer el cuadro de amistad que empezaba a pintar con Pedro aparentemente se ha echado al tacho de bosquejos… no sé lo que pueda suceder… quizá la amistad ya no tenga piernas para andar hacia delante.

Hace un rato me he liberado de un pesar que tenido por estas horas, pues me mataba el pensar que yo habia sido la causa de todo lo acontecido.

No sé que hacer

Durante ese tiempo me encontraba como hoy: sin un rumbo fijo, con una profunda tristeza y una herida que aun sangraba; en otras palabras estaba en una situación no muy buena emocionalmente y a la que no le desearia que le pasara ni a mi peor enemigo -si es que lo tengo-.

Yo tenía mucha necesidad de hablar con alguien que me obsequiara minutos de su tiempo, pero, sobretodo, me inspirara confianza, y como pocas veces lo he hecho aquella noche decidí conectarme al chat y fue alli donde le conocí de pronto, creí que su nombre era Angel -y es que había olvidado su nombre porque mi pensamiento estaba a muchas millas al norte de mi ubicación habitual- pero su nombre es Genius.

Vaya que para ser la primera vez que charlábamos nos pasamos un buen tiempo hablando de todo un poco -debo decir que es muy inteligente y sabe mucho más que yo-. Lo dicho antes fue lo primero que me agradó de este hombre, pues para nada me gusta las personas tontas y que encima se consideren inteligentes cuando no lo son, me da la impresión de que creyeran que yo soy tan tonto como ellos y eso me saca de cuadro, y si que me saca!.

Después de las preguntas de rigor, como, ¿de dónde eres? ¿cómo eres? ¿qué haces por la vida? en fin preguntas y más preguntas, decidí contarle lo que me estaba pasando, me sorprendió que de inmediato se involucrara e incluso se atreviera a aconsejarme -sabiendo que yo no le iba a escuchar en un primer momento por estar ciego y sordo e inmerso en un pozo oscuro de depresión-. Aquella primera sesión fue el inicio de muchas otras noches de extensas charlas, intercambio de fotografías y de canciones por el youtube; esa noche me dijo que su intención no era inmiscuirse pero que tenía la canción perfecta para mi situación “Antes de que te vayas” de Marco Antonio Solis. Asímismo, recuerdo también que me habló tanto del sur de Perú que hasta llegué a pensar que estaba aquí.

Tanta confianza hubo entre ambos que hasta lo vi comer jeje, yo le conté muchísimas cosas privadas -incluso le hable un poco de mi familia, y claro el también me habló de la suya-; le presenté por fotografías a cada uno de los miembros de mi familia yl hizo lo mismo. Wow me acabo de acordar que en una oportunidad me amanecí hablando por micrófono -mi tiempo claro debe quedar- y es que si algo teníamos en común es que nos gusta hablar hasta por los codos, aunque el me ganó en lengua jeje.

Que tiempos aquellos! hasta aprendió una frase nueva para su vocabulario (“más fe@ que la patada”) y fue después de haber visto un video que colgué de la chica que se encarga de la limpieza de mi casa… se rió tanto que me contagió y bueno me empecé a sentir muy bien “estando” con el. Aunque debo confesar tambiçen que algunas veces el me contò algunos chistes de los cuales no me reì.

Pero no todo ha sido color de rosa, tambièn discutimos -y què discusiones!-, la gran mayorìa, por no decir todas, causadas por mi, por mi pesimismo y el evitar sentirme atraido por el. Si leen bien ATRAIDO POR EL.

Era la primera vez que me sucedìa eso (que me gustara alguien que habìa conocido por el chat y sentirme atraido) Me daba mucho miedo y es que he oido tantas historias relacionadas con este medio que no han terminado nada bien. Miedo a ser rechazado, miedo a que no fuera lo suficiente para el; y tanto fue mi miedo que un dìa decidì grabar un video y a la vez crearle un archivo de Power Point como una supuesta despedida y que yo habìa decidido alejarme de el.

He llegado a pensar que quizà he confundido la atenciòn por simple amabilidad que me prestaba por un interès de no sòlo como un amigo hacia mi… que tonto soy verdad???… y es que el ha tenido muy buenos detalles para conmigo, como, el enviarme una postal de la ciudad en donde el vive, o el responderme a mis fastidiosos mensajes de textos que le enviè, o como ùltimamente ha hecho: el llamarme a mi celular para averiguar como habìa salido de la intervenciòn quirùrgica que tuve el mes pasado =diganme si eso no es un buen detalle, para mi lo es porque ni el hombre que supuestamente me ama lo hizo, ni siquiera por saber el motivo de mi “desapariciòn”, pero en fin!… las cosas pasan por algo.

En este momento el se encuentra conectado y yo aquì escribièndole este casi testamento antiguo de pergamino… Ahora sè que ya es tarde para mì, pues el ùltimo Octubre, 31 le escribì si le gustarìa “intentarlo” conmigo; ahora que estoy totalmente seguro de mi y que he cobrado fuerzas para atreverme en decirle todo esto -tal vez se enoje por haber publicado algo que es muy privado- pero lo cierto es que estoy muy pero muy avergonzado con el y decirle: Holaª… porque pienso que puede pensar que soy un “sudaca” màs que por interès me acerco a el o porque quiero quitarme el clavo que es mi ex utilizàndole a el; eso jamàs, no me atreverìa a jugar ni con el ni con nadie.

El no es un Adonis y yo menos… pero creo que el silencio que le pedi si el creìa que ya era tarde para mi, habla mucho màs.