… tengo una deuda contigo…

A mediados de este mes recibí una postal de Genius, la cual me agradó mucho recibirla -aunque no haya sido yo el que la recibiera por estar ausente de casa por los estudios- leer cada palabra me emocionaba tanto que podía llegar a imaginar a el mismo justo en el momento en que la estaba escribiendo, todo iba bien hasta que llegué a esa frase que me trajo al suelo sin compasión alguna -estoy seguro que no tuvo mala intención al momento que la impregno-.

Lo que pude alcanzar a ver, producto de mi imaginación y emoción, es a Genius sentado en un sofá con la postal sobre un cuaderno y este sobre sus piernas cruzadas -lo mas probable no haya ocurrido así-.

Es verdad que llevamos mucho tiempo que no charlamos, es más he llegado a pensar que el ya ha encontrado a alguien que le ocupe mucho de su tiempo y hasta sean pareja o que se yo. Pero, también es verdad que le echo de menos, extraño su presencia y que de alguna manera podía saber que se encontraba bien.

Hoy en día me he enterado que está por Mallorca veraneando y pasándola de lo mejor… y me da mucho gusto por el. Pero es inevitable sentirme algo nostálgico porque nuestra “amistad” se ha enfriado -muy en contra mio- pero debo asimilar la idea de que no tenpia oportunidad alguna para con el.

La distancia? puede que si… el tiempo? sea lo más seguro, pues no nos conocíamos mucho, y considero que no era necesario tanto…

“… espero que nos encontremos pronto porque es una deuda que tengo contigo…” a mi parecer suena mal, porque considero que no me gusta que las personas hagan algo por mi porque consideren están en deuda conmigo… me agrada que las cosas que hagan por mi lo hagan porque lo sienten asi, porque les nace del corazón y no por compromiso. Si, eso es lo que me da a entender sin querer Genius… que espera que nos veamos porque está en compromiso para conmigo.

Ya antes de que viniera a Perú le dije que me buscara sólo si nacía de el el querer verme, y no me llamo siquiera… y si llegas a leer este post, te lo repito… no me busques tan sólo porque consideras nuestro encuentro es un compromiso o una deuda pendiente.

Te he llegado a querer inexplicablemente, pero por tal razón soy capaz de renunciar a esta “amistad” porque es ese cariño que me hace dar un paso al costado en tu vida para que no pierdas tu tiempo en alguien tan tonto como soy yo…

img003Esta es la postal que me envio.. lugares que espero algun día recorrer aunque sea en soledad

Anuncios

¿Dónde estas?

Rosario en una de sus canciones afirma: “mientras quede esperanza y mientras quede un porqué… siempre vuelve a amanecer… tu cariño me deshace…”. Ya quisiera yo poder escribir algo parecido a ello para poder expresar como es que me siento yo en estos días.

Debería yo estar ya acostumbrado a que se desaparezca sin tener el detalle de decirme que quizá se va de viaje o que anda enfermo y es por eso que no puede conectarse. Ya va más de una semana que no le veo conectado. Siquiera me reconfortaba verle ahi con el icono ese verde y darme cuenta de alguna manera que se encuentra bien.

Genius, ¿dónde estas?

Me gustaban esas pequeñas cosas cuando conmigo te encontrabas… me gustaría para el tiempo y sentirme amigo del universo.

Ella

Escrito en Marzo, 17 de 2009  (Martes)

Hoy es la primera vez que mi hermana viaja sola, sólo ella y su bebé. Aunque no se hayan ido tan lejos -están a tan sólo tres horas de distancia-. Y no ha pasado más de una hora y siento que ya los extraño, sobre todo a mi sobrinito.

Enzo es un niño de trece meses de edad, y lo mejor es que ¡es mi sobrino!. Hijo de mi hermana y el primero más cercano que he tenido en la vida. A pesar de que por causa de su nacimiento mi Lucas Bambino haya “fallecido”  (entre comillas porque estoy seguro que aun vive y, en todo caso, si ha muerto en mi siempre vivirá) con el pasar de los meses se ha ido ganando mi cariño.

Le gusta tanto bailar como reñir a las personas (eso lo aprendió de mi mamá que gusta reñir a todos menos a Enzo y mi sobrinita). Y es que realmente se ha robado el corazón de mi madre -pensar que hasta hace poco ella solía decir que no se iba a encariñar de ninguno de los dos bebés-.

Hoy viernes hemos llegado a casa y lo primero que ha dicho mi mamá es que mejor se hubiera quedado en Piura porque estando en casa echará de menos aun más a Encito. Anda buscando la manera y el momento de siempre acabar hablando de su nieto querido. Pero no sólo extraña al niño, sino también a mi hermana quien se la pasa charlando con ella en todo el día.

Llevo toda mi vida viviendo con ella. He compartido buenísimos momentos con ella, también malos momentos. Siempre he confiado en ella y siempre le he querido. Ella siempre ha estado al pendiente de mi cuando estudiabamos y nos veíamos en el patio del colegio durante el recreo, muy a menudo a salido a mi defensa y yo a la de ella.

Hemos jugado, peleado, molestado a los demás, hecho travesuras a mi abuela, pasábamos horas viendo televisión (el show de Xuxa, el show de Yuly, el payaso Popi, los ositos cariñositos, Candy, Marco, los pitufos entre otros más), nos hemos reido y llorado juntos, nos fuimos a estudiar y ahora ella muy pronto empezará una nueva vida y muy lejos de mi.