Ciudad de Panamá: Fortalezas, playas y malecón

TERCER DÍA:

 

En mi país (Perú) hay una pregunta que suele hacerse cuando alguien se ‘olvida’ de saludar por la mañana: “¿Hemos dormido juntos?”, pues se considera que si dos personas no han compartido habitación es de ‘buena’ educación dar los “buenos días”. Y bajo ese ‘concepto’ es que no saludaba a Joseph, ni a Mr. Boss, porque ya eran dos días que dormía en la misma recámara de ellos dos.

Hasta ese momento no había pensado en que mi falta de saludo al despertar le incomodaba de alguna manera a uno de mis dos compañeros de viaje. Mucho menos había ‘captado’ esos “buenos días” que me solía dar Mr. Boss en un tono peculiar, pues era él a quien le incomodaba. Empezaba así la primera actitud mía que le fastidiaría un poco durante los días que estuvimos los tres juntos.

Tal vez me faltó explicar a Mr. Boss respecto a la interrogante que solemos hacernos los peruanos ante la falta de un saludo mañanero, y decirle también que cuando me despierto en la mañana no llevo los lentes puestos y que sin ellos no puedo saber quien está y quien no. Y que puedo oír el ruido que hace la persona presente y puedo saludar sin ningún problema a su sombra con poca probabilidad de poder  confirmar que es ella.

Como dije ese ‘detalle’ era el primero de tres, del segundo me enteraría días después en Boca Chica, y el tercero en el último día que estuve con ellos en Panamá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s