Una ideal noche

Casi la gran mayoría del grupo nos encontrábamos sentados dentro de la combi. Otro tanto de las personas se quedaron fuera un rato para observar el espectáculo que ofrecía la tarde en el cielo. Entre fotos y comentarios pasaron los segundos y para entonces ya estábamos muy cerca a la pista de aterrizaje y despegue del aeropuerto de la ciudad de Cajamarca.

Durante el trayecto comenté que no iría al hotel y que por favor llevasen mi mochila a la habitación, pues yo iría a hacer las últimas compras. La excusa perfecta para evitar el andar por el camino casi empinado que conducía al hospedaje. Y la misma que percebiría Mr. Boss como tal -y es que no se le escapa ni una-.

El día anterior habíamos entrado a una tienda de artesanías en la cual exhibían un mug que tanto me había gustado. Mi intención a la tarde siguiente era comprarmelo cueste lo que costaba.Además, me faltaba aún comprarle algo al marido de mi hermana.

Les había dicho también que en cuanto terminase de comprar le timbraría el celular a Joseph. Lo mismo que hice más de una vez -tanto que creo se preocupasen.

Yo andaba en mi mundo. Pensaba en las pocas horas que me quedaba junto a la compañía de Joseph y Boss. Tan metido en mis pensamientos que no me percaté había tomado un camino que conducía a la zona de reconstrucción de la pileta de la Plaza de Armas de la ciudad. Ni modo me dije a mi mismo, di media vuelta y creo tomé el camino correcto.

Y fue así. Al acercarme poco a poco a una de las bancas que están frente a la catedral podía visualizar a ambos sentados. De las caras la miopía de la que soy dueño no me dejaba fijarme.

  • Malas noticias -me dijo Boss.
  • ¿Por qué? -pregunté intrigado.
  • La ropa aún no la han llevado y parece estará para mañana a las 8 -me respondió uno de los dos.

Mi cabeza empezó a dar vueltas. La verdad que no me hubiese importado si hubiera sido cualquier ropa, pero esas prendas valían mucho para mi -un pantalón me lo había obsequiado mi madre y el otro me había costado a mi el comprarmelo y no necesariamente lo digo por el dinero.

  • Me tocará regresarme por bus -dije pensando en que al día siguiente debíamos salir temprano.

El comentario lo hice no pensando en que podía ofenderles y parecerles un chico caprichoso. En todo caso lo soy de cuando en vez. Pero en aquel momento no me daba cuenta que lo estaba siendo y que, como me comento Joseph días después, estaba poniendo “negro” a Boss.

  • Pero si son prendas que no son de marca -me comentó Mr. Boss.
  • Que tienen mucho valor para mi -respondí.

Nos pusimos de pie y nos dirijimos hacía el restaurante en el que habíamos almorzado. Esta vez nos sentamos dentro del recinto. En el lugar había un cuadro que representaba al Señor de Sipán. Boss me preguntó si sabía quien estaba dibujado en él. Le respondí correctamente. Me pregunto como lo sabía; respondí pues porque era colombiano jeje.

La idea de los pantalones no se apartaba de mi y me acompañó en todo el rato de la cena. Pedimos. En vez de arroz me trajeron papas fritas. Pedí me cambiaran. Lo hicieron. Cené y regresamos al hotel en silencio -sobretodo de mi parte-.

La sombra de la idea de la posible perdida no se despejó de mi hasta el día siguiente. Quería enterarme del descenlace. Quería recuperar mis ropas. Trataba de hacerme a la idea que no la volvería a ver. Desayuné y dormí con tantas ideas.

La noche última en Cajamarca tuve una excelente velada con mis ideas. Trataba de dormir y los pantalones revoloteaban frente a mi. Creo que dí más vueltas aquella noche que en la otra que “dormí” con Ed. Los pantalones, la incomodidad de encontrarme en un hotel que prestaba un pésimo servicio de lavandería, las pocas horas que me quedaban junto a mis amigos, las largas horas que me esperaban sentado en un bus rumbo a mi casa y la proximidad de aquel momento que tanto miedo me daba, la despedida.

Fue una ideal noche, fue una noche de ideas, de pensamientos y tristeza que se aproximaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s