“Marcha de sacrificio”

Después de haber tenido una semana sumamente ocupada decidí viajar para Talara, y así relajarme un poco. Deseo que sólo quedo en eso, en un deseo.

Me desperté minutos después de las seis de la mañana, me duché y metí lo necesario en la mochila. Salí de la habitación y me dirigí hacia el terminal de los buses que hacen el trayecto Piura – Talara. Sin contratiempos saque mi boleto, esperé un rato y arrancó el omnibús.

Muy probablemente por el sueño que había decidido yo truncar me quedé dormido durante el viaje -vaya creo que hasta llegué a roncar jeje-. De rato en rato abría los ojos para ver en qué parte del camino iba cursando el bus -cómo si algo dentro de mi presintiése lo que me esperaba más adelante-.

De pronto, una primera parada, la que no duró más de 2 minutos. Seguía yo sin saber lo que ocurría, pues no se percibía ruido alguno dentro del autobús. Avanzó un tramo más y nuevamente otro pare -ésta vez sería en definitiva-.

No ha sido la primera vez que me ha tocado hacer un trasbordo. Ocurrió hace algunos años, si mal no recuerdo son cinco. En aquella oportunidad fueron los agricultores sullaneros quienes se habían adueñado de la Panamericana, impidiendo de esa manera el curso normal de los distintos vehículos que transitaban por ese momento, incluido en el que yo iba.

Junto con un muchacho que recién conocí en el ómnibus descendí. Caminamos un tramo considerable. Mientras tanto los protestante alzaban aún más su voz. Me acerqué a un señor que llevaba consigo una bandera peruana y cubría su rostro con un suéter y le pregunto si era un bloqueo, me respondió que no, que sólo era una marcha de protesta a paso lento y que de esa manera  paralizarían el tránsito sin llegar a cometer el delito castigado por las leyes peruanas de impedir el libre andar de las personas.

El muchacho que me “hacía la taba” nunca me dijo su nombre ni nada. Tal vez porque me importaba más fotografiar y reportar lo que acontecía en el instante y la preocupación de no ser victima de robo… Así que decidí sacar mi cámara fotográfica y plasmar de esa manera cada instante, cada paso y cada momento que podría convertirse en histórico; además, que sólo me interesaba obtener la primicia.

“Marcha de sacrificio”, así denonimaron los trabajadores en protesta el acto que habían organizado por ser el “día del trabajo”…

-continúa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s