Desde la Universidad

Hoy ha sido uno de mis días más pesados desde que empezó el ciclo académica en la Universidad. Desde las ocho de la mañana que salí de mi habitación no he regresado hasta el momento, ni siquiera para almorzar o cenar.

Son ya más de las 7:30 de la noche y me encuentro en la cafeteria esperando a que mis compañeras de grupo de trabajo de la radio salgan de su exámen oral de inglés. Mientras he decidido conectarme desde mi blog para no estar tan aburrido como lo he estado.

Por la mañana “Tele” –>  Me desperté gracias a la llamada que me hizo una compañera de mi grupo de tele. Ayer acordamos que nos encontraríamos a plan de las nueve en el frontis de la Municipalidad. Para variar muchos de mis compañeros llegaron una o dos horas después a la cita.

Sólo dos personas entrarían al edificio municipal a entrevistar al encargado del sector transporte en Piura. Y así ocurrió.

Luego de la entrevista -que duró cerca de una hora- decidimos realizar un<s tomas de algunos autos y de las principales arterias de la ciudad… Terminamos cerca de las 14 horas.
Por la tarde radio –>  Como no terminamos de grabar lo que necesitamos para presentar nuestra noticia televisiva acordamos para encontrarnos a plan de las 16:30 en la Universidad. Estuve ahi y me tocó esperar 15 minutos. Ni uno se apareció.

Al rato llegó un muchacho y decidimos entrar a la Universidad para hablar con el profesor encargado de audiovisuales. Asi fue. Después de hablar con el profesor pasamos por la Cafeta y ahi me encontré con una compañera de mi grupo de radio.

Hemos avanzado un poco del guión de nuestro programa que presentaremos para nuestro exámen parcial del curso.

Ya me regreso para mi casa. Hace un poco de frio.

Hasta la próxima!!!

Anuncios

Soy yo el único culpable

Había creido que por fin lo olvidé, había creido que ya no sentía nada hacia él, había creido que no me creería nada de lo que él dijese y había creido que nunca jamás en mi vida volvería a hablar con él de amor.

El pasado 15 volví a conversar con él, y no sólo eso, aquel día rompimos la delgada línea que separa la realidad con la fantasía. Mis sentimientos pudieron, una vez más, imponerse ante mi razón. Ed había vuelto y no sólo eso, todo en ese momento se dió para que ambos decidiéramos restablecer la relación que alguna vez tuvimos.

En un principio, dudoso yo, me dije a mi mismo que no me ilusionaría más allá de lo que era conveniente. En ese primer momento no podía creerme lo feliz que me sentía por haber oído lo que tanto anhelé hace un tiempo atrás, Ed me decía que me amaba aun y que no me había olvidado.

Fue después de pensar y re pensar todo lo acontecido desmesuradamente que me dí cuenta que aun no lo he dejado de amar y que aun, muy dentro de mi, dormía el deseo de que volviese hacia mi, dentro de mi yacía la esperanza de volverle a ver.

Esta vez, como en ninguna otra, puedo hacer responsable a Ed de mi sufrimiento. La herida sangra nuevamente.

La verdad duele señores. Ed tiene a otra persona, una persona que está a su alcance y que le puede brindar lo que quizá no encontró en mi. Yo no puedo pedirle nada, sólo me queda dar un paso al costado y dejar que él sea feliz con la persona que él ha elegido… el único culpable de mi situación soy yo. yo que aun le ama y sin ser correspondido.

Reporteritos.info_rmación

Por mucho tiempo anhelé llegar al capítulo de la redacción en la que se nos enseña a elaborar noticias: desde la volada, pasando por el titular y llegar al lead (a cada uno de los trece tipos existentes). Este, cuando por fin lo he logrado, me siento bastante atemorizado por el curso. Quiero pasarlo, debo aprobarlo… ¡eso espero!

Reporteritos.info es el nombre elegido para la página web del dominio que ha sido adquirido por mi facultad en la Universidad en la que estudio. Esta semana empezaremos ya a “movernos”, a ensuciarnos los zapatos, a buscar la noticia.

Por suerte mia he sido designado para redactar reportes en la sección Política. Qué plato fuerte señores. No a cualquiera le otorgan dicho espacio. Cualquier periodista desearía volverse un critico con diente filoso de la fauna politica peruana, y es que hay mucho material señores.

Personalmente siempre me ha agradado la política, siempre he querido participar en algun foro en donde se pueda hablar explicitamente y sin tabúes o restricciones. Este año lo he alcanzado y daré todo de mi, no seré un mediocre y cederé a los bajos instintos de la política. Sólo espero aprobar el curso.

Días santos

Días santos que en realidad no son tan santos. ¿Por qué esperar un tiempo indicado para poder denominar a uno o dos días con el adjetivo de santo? ¿es que acaso los demás días del año no lo son?

Este año, como en los anteriores, viajé a Talara para pasarlos junto a mi familia. Este año, como en anteriores, me la pasé viendo las repetidas películas clásicas religiosas; si, aquellas que al final te invitan a reflexionar y si estas en tus peores días aceptar a Cristo por accidente en tu corazón. Si este año lo pasé de alguna manera bien.

Este año ha sido el segundo en que mi abuela no estuvo presente -que durante la semana que pasó la he recordado muy que seguido- y ha sido el primero en que mi hermana la ha pasado alejada de nosotros -supongo que la ha pasado bien porque ni una llamada ha hecho-.

Mi mamá estuvo todo el día pendiente del teléfono, a cada momento recordaba a su Enzo y mencionaba lo mucho que le echa de menos. Este año se ha lucido en el almuerzo, preparó un banquete para que la familia degustara.

Por su parte, mi papá regresó temprano a casa -después de haber laborado toda la noche- y por la tarde regresó a su trabajo. Se pasó todo el día santo echado en la cama, descansando y recuperándose de esa manera del trajinado día jueves.

Mis hermanos, el menor de la pc a la tv y a sus libros; el otro, con su familia, ordenando su habitación, ordenando a su mujer y vigilando a la pequeña Canela.

Estos días santos, que en realidad no lo son tanto, quiero descansar de todo el stress que acarrea los estudios y demás responsabilidades; estos días santos sólo quiero utilizarlos para agradecerle a Dios lo mucho que me ha dado hasta el momento y lo mucho que me dará en el futuro.