Llamadas

En la vida hay distintos tipos de cualquier cosa, por ejemplo, tipos de comida, de plantas, de personas -esto considerado por mi odioso-, entre otros distintos tipos más de otras cosas. Esta vez hablaré de los tipos de llamadas telefónicas que existen.

telefonos-retroEn primer lugar, las llamadas equivocadas, aquellas que por descuido al copiar el número telefónico de la persona a quien se desea llamar, o por despiste al teclear los dígitos al momento de empezar la llamada. Son bastante fastidiosas, pues llegan en el momento menos esperado -cuando uno esta más ocupado de lo normal-. Pero lo peor es cuando la persona insiste en que le han dado ese número para llamar.

Luego, las llamadas esperadas, esas que uno está contando el tiempo para que se aproxime siquiera el timbre del aparato telefónico. Esas que provocan que el tiempo pase lentamente y hace que nuestro corazón se acelere más de las pulsaciones que normalmente tiene. no importa cual sea el motivo, siempre nos vuelven inquietos y ansiosos durante todo el tiempo que demande su espera.

Las llamadas inoportunas, usualmente se presentan cuando uno esta cocinando o duchándose. ¿El motivo? cualquier tonteria que en verdad podía haber esperado otro momento en darse. Provocan que la persona responda de descortés manera y se nota explícitamente el apuro a que se termine esa llamada bendita.

Terceras, están las llamadas interminables, aquellas que puede pasar la hora y aun sigue. Los autores solemos ser aquellas personas que hablamos mucho jeje. Reconozco que soy de aquellas personas y que no me desagrada recibirlas, es más les cuento que solía tener esas “maratones” de palabras con Ed (mi ex) y que hace unos días me pasé hablando 82 minutos con una prima.

Y cómo dejar de hablar de las llamadas “parlantes”, que son aquellas que te bombardean con publicidad o algunas encuestas… no sé si son peor que las llamadas inorportunas.

Anuncios

Semana Uno

Ayer se acabó la primera semana de clases en la Universidad, han sido unos días de readaptación a la misma rutina de estudios -normalmente de mi casa a las Universidad, y viceversa-.

En unas horas regresaré a Piura para empezar esta nueva semana, que espero sea muy buena, pero no mejor de las que vendrán,

Julio

viajero_maletasEste año las vacaciones de invierno se adelantaron por una razón de seguridad social:la gripe AH1N1. Así que salí de la Universidad faltando apenas un día para que empezara el mes de Julio.

Debo reconocer públicamente que Joseph tiene razón para cuando me dice que yo me siento más seguro dentro de casa, estando con mis padres y hermanos… es verdad Joseph, yo no quiero salir de casa por eso, porque soy un cobarde, porque no quiero ser lastimado nunca. Por tal motivo es que cuando veía pasar los días que faltaban para regresar a casa nuevamente yo ya estaba guardando mi ropa en maletas, y es que sentía mucha ilusión y la necesidad de estar “acompañado” -aunque tu siempre me hiciste compañia desde donde te encuentras y por una o dos horas charlando en el mensajero del Yahoo-… Eres mi mejor amigo! -por no decir el único.

Más tarde debo viajar para Piura, mañana empiezan mis clases, espero que este semestre me vaya mejor que el anterior. Confieso que no he tenido ganas de ir hasta el terminal de buses a comprar mi pasaje, y evitar una larga fila de compradores, pero no quiero ir.

Las vacaciones de Julio acabaron ya… pero empieza lo bueno, mis estudios.

Una llamada inesperada.

Llevaba apenas cinco minutos de haber ingresado a mi mensajero de Yahoo y repentinamente siento un vibrar sobre la mesa -no me había percatado que mi teléfono celular se encontraba sobre la gran mesa de comedor que hay en casa desde la noche de ayer- así que busco rápidamente el origen de ese temblor y lo hallo muy escondido el detrás de una bombonera.

Miro la pantalla y me doy cuenta que aparecía el 021988003, número que marca el identificador de llamadas cuando éstas son internacionales, sin duda era un llamado internacional el que me estaba llegando.

dejaelmovilAntes me solía llamar mi ex-boricua, luego Genius, muy pocas veces ha sido Joseph. Me supuse sería Genius quien me llamaba esta vez, ya que siempre intenta marcarme al teléfono fijo -que nunca entra su llamada-, no fue así, no era Genius.

Respondo timidamente y con mucho nerviosismo la llamada. Grande fue mi sorpresa cuando me di cuando identifiqué al dueño de la voz que estaba oyendo: era Demetrio (ya les hablaré de el en un próximo escrito). Apenas charlamos un poco más de tres minutos, pero fueron agradables.

Quiero terminar diciendoles que fue una sorpresa. No me imaginaba que se tomara el tiempo de llamarme desde tan lejos y después de lo que sucedió entre nosotros dos.

Lo hice y que?

chatLe he conocido hace poco y desde ya hice algo que lo suelo hacer casi nunca.

¿El motivo? No se los podria decir, y no porque quiera ocultarlo, sino porque simplemente no lo he encontrado yo.

Me di placer con mi propia mano, fue por chat y se dió espontáneamente… y fue con alguien que he conocido hace poco.

En un día de aquellos -2da parte.

coro_femenino_de_la_pontificia_universidad_catolica_del_peru_fullblockPara cuando llegué la ceremonia de inauguración del evento ya había empezado. Luego de abrir con minucioso cuidado la puerta de acceso al auditorium realizo un eficaz escaneo de todo el lugar buscando algun asiento que no haya sido ocupado por nadie. Me llevó poco tiempo el encontrarlo, el lugar estaba en la segunda fila, muy cerca al podio desde donde estaba de pie hablando el decano de la facultad de la Universidad organizadora.

No recuerdo exactamente cuánto tiempo duró el discurso de bienvenida y presentación de todos los expositores invitados, tanto nacionales como extranjeros. lo más probable es que haya sido todo el tiempo que duraria el primer “bloque” ya que sólo pasaron 5 minutos y se dió inicio al primer receso -tiempo que aproveché para solicitar a una anfitriona el material que necesitaria para ese día y los que estaban por venir-.

Los dos primeros días pasaron sin novedad alguna.Como les conté en la primera parte de este escrito algunos compañeros de clases habían viajado también, así que durante los recesos me reunía con alguno de ellos, o quizá dos, para irnos a la cafetería a beber o comer algo y comentar sobre algun tema superficial.

Ya para el tercero, me encontraba algo aburrido y cansado de haber oido a tantos expositores hasta que… apareció el: vestido con un terno gris muy oscuro, una camisa rosada y una corbata de unos “diablitos rojos” -muy peculiar y poco seria para la ocasión-  Pero así era el poco formal y jovial para acaparar toda la atención de los oyentes, serio y muy firme para cuando se quiere hacer escuchar y no se queda callado ante una injusticia.

Pero no todo en el fue lindo. Como todo humano tenía sus defectos -aunque en esa época me parecía eran opacados por lo que me deslumbraba en el-. Por ejemplo cuando perdía la paciencia en ocasiones que yo me sentía indispuesto a hacer algo junto a el; o, dejarme hablando solo cuando discutíamos; o cuando no le respondía el teléfono a tiempo.

De más de 180 centímetros de altura, en ese tiempo estaba delgado, cabello castaño oscuro y unos ojos café muy vislumbrantes, unos brazos fuertes y bien formados  y una sonrisa que me derretía tanto como cada beso que me regaló.

Generación X

A los nacidos entre 1975 y 1989

El objeto de este escrito es el de reivindicar a una generación y media, la de todos aquellos que nacimos entre los años ’75 y finales de los 80, la de los que estamos siendo actores de algo que nuestros progenitores ni podían soñar, la de los que tomarán las decisiones importantes en un futuro no muy lejano.

– Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle y en los recreos del colegio a las canicas (las blancas valian mas), al trompo, a la escondida, al mundo(el que tenia la cáscara de platano era el mejor), al elástico, y a los policias y ladrones (ya todos sabian a quien atrapar) a la vez, somos la primera que hemos jugado videojuegos como pimball (0.30 el rin), atari y super nintendo (0.30 el cuarto de hora), los primeros en ir a parques de diversiones o los primeros en ver dibujos animados en color.

– Fuimos los últimos en grabar canciones de la radio en casettes y los primeros en usar walkman y el chat. (MIRC)

Nubeluz– Se nos ha etiquetado de generación X y tuvimos que tragarnos, “Salvado por la Campana” y “Los años maravillosos” (te gustaron en su momento, velas ahora…). Lloramos con “Carrusel”, y nos moríamos si no llegábamos a ver “Nubeluz”.

– Somos los ultimos en teclear en maquinas de escribir y los primeros en enviar el currículum por Internet.

– Siempre nos recuerdan acontecimientos de antes que naciéramos, como si no hubiéramos vivido nada histórico.

– Aprendimos a programar el video antes que nadie, jugamos el tetris, Mario Bross, top gear, vimos los anuncios de los primeros celulares y creímos que Internet sería un mundo libre.

candy_sombrero– Somos la Generación de Nubeluz, Xuxa, G.i. Joe, los Thunder Cats, los Transformers, He-Man y las Tortugas Ninja, Looney Tonnes, Supercampeones, Los caballeros del zodiaco, de los pitufos, La Pantera Rosa , Los Picapiedras, el pájaro loco. Las niñas morian por ver Candy y sufrian por su Anthony.

– Los que crecieron escuchando a Queen, Soda, Madonna, Metalica, Kiss, Michael Jackson y Guns ´N Roses. También estaban las Azúcar Moreno, Magneto y los New Kids on the block.

– Nos emocionamos con Superman, ET, Mi amigo Mac, La Historia sin fin o En busca del Arca perdida.

– Nunca hablabamos malas palabras delante de personas mayores…¡¡¡te sacaban el ancho!!!


– Comíamos jugo en polvo y la leche ENCI era buenaza!!! hasta que aprendimos a mezclarla con Nesquik que era más rico aún.

– No teníamos psicologos para problemas de concentración y/o aprendizaje… sino aprendías.. te caía nomás!!!

La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a nuestra infancia!!!!  Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos:

– Viajábamos en autos sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bag, hacíamos viajes de 10-12h y no sufríamos el síndrome de la clase turista.

No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños.

110_F_6180773_FZef5MDLuFxIJxu0hzewnKErIc5DhaZn– Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas y codos. Los columpios eran de metal y con esquinas en punta. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las luces.

– No había celulares. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila o bolsón que rara vez tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ruedas!!! Comíamos dulces y tomábamos bebidas, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto.

– Compartimos botellas de bebidas y nadie se contagió de nada, excepto de los piojos del cole, cosa que se solucionaba lavándose la cabeza con ‘Quitoso’ o “Nopucid” o en el peor de los casos kerosene.

– No tuvimos PlayStation 4, ni 1000 canales de televisión, ni pantallas planas, sonido sunround, mp3s, ipods, computadores e Internet, pero nos lo pasábamos de lo lindo tirándonos globos de agua o papelitos con liga. Bebíamos agua directamente del caño, agua sin embotellar, Y nunca escuchamos sobre el calentamiento global.

– Cortejabamos jugando a la botella borracha o al verdad o castigo, no en un chat diciendo 🙂 xD =* ,”alguien sabe que mierda significa”? ni pretendíamos llamar la atención mediante un fotolog ni auto denominándonos pokemones ,EMOS, etc.


-Éramos responsables de nuestras acciones y acarreábamos con las consecuencias, no había nadie para resolver eso.
Tuvimos libertad, fracaso, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.

¿¿Tú eres uno de ellos?? ¡Felicidades! ya tas bien viejo..

Pero que rico añejar así!!! porque estas vivencias no se olvidan así nomás…

En fin… vivimos una de las mejores épocas… y que nos envidien por eso… jeje

NADIE TENDRÁ UNA JUVENTUD COMO LA NUESTRA…. COMO LA QUE AHORA TENEMOS.