Inesperada realidad

Ds pronto me era un tanto dificultoso poder respirar libremente y sin congestión. No podía retener por el tiempo necesario una idea en mi pensamiento. Mi atención me jugaba una mala pasada y por partida doble me ganaba y hacía que yo quedase en ridiculo. Sentía un sabor bastante amargo por cada trago de saliva que yo hacía dentro de mi. Las lágrimas caían sin razón o motivo alguno para que éstas salieran. Mis ojos adoptaron un brillo casi destellante. Sentía un liviano airecillo frio en mi entonor. Y finalmente tenía un nudo en mi garganta que no me permitía soltar palabra alguna.

¿Es acaso un sueño este momento? La verdad es que no podía diferenciar qué cosa era real y que cosa era fantasía, no sabía siquiera dónde me encontraba.

El tiempo corría lentamente, las horas me eran eternas y yo me sentía como en las nubes. Mi hermana me hablaba y oía su voz muy lejos de mi y solo atinaba a responder en monosílabos.

Estaba viviendo yo una realidad inesperada… una realidad que sólo se vive cuando nuestros sentidos están atrofiados porque se está con gripe.

gripe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s