Pensando… ¿acaso llegó el final?

En este momento tengo un terrible dolor de muela. Más temprano salí con mi sobrinta a comprarme una pastilla para combatir ese tormento bucal pero hasta el momento no ha surgido el más mínimo efecto.

Sin ánimo de exagerar. Pero el dolor de muela se vuelve insignificante comparado al dolor que siento de mi alma -si es que aun la tengo conmigo-.

No hay alguien que sea culpable de aquel dolor, pues el único culpable soy yo al haberme ilusionado y atrevido a pensar que podía pasar algo más que una amistad con Genius.

Hace más de un año que lo conocí y por aquellos primeros meses no le “veía” con otros ojos que no fueran de un simple contacto por el internet. Pasaron los días y con ellos los meses y fue creciendo en mi algo que era mucho más que un simple aprecio, que una admiración; por primera vez en mi vida me siento atraido por alguien del internet.

Como sostengo en mi escrito anterior, el se encuentra de viaje. No me aviso que se iria de viaje. He estado más de una semana viviendo preocupado por su repentina “desaparición”. Pienso que ese es el costo de no importale, ni significar nada en la vida de Genius.

Hace como una hora se conecté y como era de esperarse no dudé en saludarle casi de inmediato. Lo saludé y le pregunté casi inconcienteente donde se encontraba, a lo que me respondió que estaba en casa de su mejor amigo y que andaba con un dolor de cabeza terrible.

Hace unos minutos me percaté que hace dos días escribió en su encabezado del mensajero de hotmail: ¡Qé calor!. Yo que sepa en España están en invierno ¿a menos que haya viajado al Africa?

O está en Colombia, o está en México o está en el Perú.

Estoy pensando en que si realmente ya llegó el momento de decirle Adiós, pero esta vez sería de manera definitiva. Estoy seguro que me dolerá hacer eso pero es mejor empezar a sufrir ya y asi el tiempo nuevamente me curará una pena más.

¿Es momento de ponerle fin a una ilusión que no tiene futuro de hacerse realidad? ¿Es tiempo de guardarme nuevamente mis sentimientos? ¿Es verdad acaso que yo no puedo atraer a alguien?

Pienso que si fuera guapo, más inteligente, quizá si guardara silencio y no me atreviera a decir a nadie lo que yo pueda sentir, tal vez si pareciera un niño lindo de revista o a lo mejor si aparentara ser un “calabacito” -término peruano que quiere decir sin neuronas- Supongo que sería más atractivo para Genius o para cualquier otra persona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s