Mañana de mal caracter

Son veintitres minutos más de las doce del mediodía y hace como dos horas que me he despertado de un reparador sueño que me ha hecho levantarme de la cama de un humor mucho más alegre que de costumbre. Todo bien hasta que a mi cuñada se le metió en la cabeza hacerse oir -sobre todo de mi hermano-.

Tal hecho llegó a oidos de mi hermana quien no dudó en contarselo a mamá -qué costumbre esa de oir sin querer y encima pasar el dato! Yo no me considero perfecto pero lo que llega a mis oidos no sale por mi boca, pues se queda dentro de mi y para nadie más nadie. Quizá la motivó el cariño que siente hacia el, pero para mi no es justificante.

Hace un ratito oi sollozar a mi cuñada ¡no es justo! pero yo al igual que ella o alguno de mis hermanos no podemos decir nada cuando mamá está de mal caracter, tenemos que ser sordos, ciegos y mudos!.

monos-ciego-sordo-mudo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s